info
Proximamente desaparecerá la Mancomunidad de Servicios.

LOS MUNICIPIOS

 

Navamorcuende

Nuño GómezIntegrado en la diócesis de Ávila y en el partido de Talavera durante la Edad Media y la Edad Moderna, el estado de Navamorcuende lo comprendían las villas de Navamorcuende, Cardiel, Sartajada, Buenaventura, San Román, El Almendral de la Cañada y El Sotillo de las Palomas.

Es en 1276 cuando el Concejo de Ávila otorga el señorío de Navamorcuende al caballero Blasco Ximénez, en agradecimiento a los servicios prestados. Adquiere con este otorgamiento “facultades de repoblación y derechos de vasallaje”. Esta concesión es ratificada por Fernando IV en 1309 a favor de Fernán Blázquez, hijo y sucesor del primer señor de Navamorcuende.

Esta villa perteneció al señorío de los Dávila, después Marquesado de Navamorcuende por gracia de Felipe IV.

La toponimía del nombre puede venir, según la tradición popular, de “la nava del moro cuende” o del vocablo céltico “morkuvindi” (caballo blanco).





Localización
Datos
Fiestas y tradiciones
Navamorcuende Navamorcuende Navamorcuende Navamorcuende

Monumentos religiosos

IGLESIA DE LA ASUNCIÓN (*): Recientemente restaurada. Del S.XVII y de estilo Barroco. Iglesia de planta rectangular de una sola nave que se divide en cuatro tramos. Se abren dos capillas a ambos lados de la nave en el tramo más próximo al presbiterio. En el exterior contrafuertes a ambos lados de la nave y en las esquinas del ábside, sillares.

ERMITA DE LA CONCEPCIÓN (*): Situada en Los Carrascales. Del s.XVIII y estilo popular. Pequeña ermita adosada al cementerio, de planta rectangular. Se cubre la nave por artesa a cuatro aguas.

(*) Monumento incluído en el Inventario de Patrimonio de Interés Regional de la Provincia de Toledo.

 


Arquitectura popular

MOLINOS: Existen dos en el término municipal, situados en cursos de agua estacionales, los arroyos de Linares y la Dehesa. El más antiguo fue construido hace 500 años.


Curiosidades

Los éxodos rurales del siglo pasado marcaron mucho a este municipio. En la década de los 50 llegó a acercarse a la cifra de 700 habitantes, si bien en los 80 sufrió un descenso drástico que situó a la población por debajo de los 200 habitantes, cifra que aún no ha recuperado.