info
Proximamente desaparecerá la Mancomunidad de Servicios.

LOS MUNICIPIOS

 

Nuño Gómez

NavamorcuendeEl origen del nombre se debe a su repoblador, el caballero Nuño Gómez que estuvo por estas tierras en la segunda mitad del s.XII. Es probable que éste acompañase en la reconquista al rey Alfonso VI y después se estableciese en el paraje al que dio nombre.

Esta población recién creada dependió del “Castil de Bayuela”, la más antigua de la comarca, poblada ya por los celtas. Perteneció a los señoríos de Ruy López de Arévalo, don Álvaro de Luna, la condesa del Infantado, los Mendozas y los marqueses de Montesclaros.

Es en 1655 cuando adquiere la condición de villa a través del duque de Híjar. En este año se levanta su rollo-picota como testimonio de su nueva adquirida categoría.

Ha pertenecido a la diócesis de Ávila hasta el 1 de octubre de 1955, en que pasó a pertenecer a la diócesis de Toledo. En cambio perteneció al partido de Talavera hasta 1849 en el que pasa a pertenecer al partido de Escalona.





Localización
Datos
Fiestas y tradiciones
Nuño Gómez Nuño Gómez Nuño Gómez

Monumentos religiosos

IGLESIA DE STA. Mº DE LA NAVA (**): Edificio erróneamente adjudicado a Juan de Herrera, si bien sí que perteneció su construcción y diseño (en parte) a Pedro de Tolosa, responsable de otras construcciones eclesiásticas en la zona, así como miembro del equipo de Juan Bautista de Toledo en la obra del Monasterio de El Escorial. Consta de una nave con ábside poligonal de cinco paramentos, coro y torre a los pies. El gran volumen de la nave está reforzado por contrafuertes renacentistas que rematan en pináculos coronados por bolas. Se construyó en el siglo XVI.

ERMITA DE Nª Sª DE LA ENCARNACIÓN: (Conocida localmente como ERMITA DEL GUADYERBAS). En el año 1276 ya aparece mencionado el paraje de Nª Sª del Guadyerbas. Se utilizó como lugar de culto para los vecinos de Navamorcuende que poblaron el Soto de las Palomas. En 1692 un pleito entre Navamorcuende y Sotillo acaba situando la ermita como un islote gobernado por ambas partes pero dentro de la jurisdicción de Navamorcuende. Construcción del s.XVI. Edificio alargado de planta rectangular bien diferenciado en 3 cuerpos. Es de propiedad privada, aunque puede verse desde fuera.

ERMITA DEL SANTO CRISTO DE LOS REMEDIOS (*): S. XVII-XVIII. En la calle Eras Grandes encontramos una ermita de una sola nave rectangular con camarín en el cabecero al que se accede por dos puertas simétricamente dispuestas tras el altar. El único acceso se abre en el lado norte de la nave.

(*) Monumento incluído en el Inventario de Patrimonio de Interés Regional de la Provincia de Toledo.
(**) Monumento declarado Bien de Interés Cultural en virtud de la Ley 16/1985 de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español.

 

Arquitectura popular

FUENTE (*): En la Pza. del Comandante Rodrigo. Del siglo XVIII formada por un pilón ortogonal con pretil de grandes sillares. El motivo escultórico central, en el que se abren dos caños, está compuesto por una columna sobre la que hay una esfera achatada con decoración de molduras y gallones y sostiene un remate troncocónico también moldurado. Tiene una inscripción de la época de Carlos IV.

PALACIO DE LOS MARQUESES (*): En la calle principal del pueblo, utilizado actualmente por un bar, se encuentra este palacio del s. XVIII de estilo Neoclásico. Edificio de planta rectangular de dos alturas, construido en mampostería con muros de sillería. Este edificio fue ocupado por el Marqués de Navamorcuende. 

MOLINOS DE AGUA: En la carretera que va de Navamorcuende hacia el Real de San Vicente encontramos distintos edificios construidos en sillería, restos de 4 molinos con distintos niveles de deterioro. Quizás los que mejor se conserven sean el segundo (de rampa) y el tercero (de cubo). Este último fue propiedad del Monasterio de El Piélago.

(*) Monumento incluído en el Inventario de Patrimonio de Interés Regional de la Provincia de Toledo.


Curiosidades

Los éxodos rurales del siglo pasado marcaron mucho a este municipio. En la década de los 50 llegó a superar la cifra de 2.100 habitantes, si bien en los 80 sufrió un descenso drástico que situó a la población por debajo de los 800 habitantes, cifra que aún no ha recuperado.